viernes, 20 de noviembre de 2009

Si usted, querido lector o lectora, esperaba encontrarse en esta Guía Práctica del Guerrillero Inexperto, un post sobre el 99 aniversario de la Revolución Mexicana, esperó usted mal. Su servilleta se niega a unirse a una celebración en la que un determinado gobierno organiza un desfile para conmemorar un intento –fallido a todas luces– de derrocar, precisamente, a un gobierno con las mismas características y las mismas condiciones sociales pero 100 años antes. La única forma de que este bloggerrillero celebrara el 20 de noviembre –o cualquier otra fecha de revolución– sería si la revolución iniciara ese día, ese mismo momento. Así que, hasta entonces, dejémoslo en día feriado y no me molesten.

***

En cosas más mundanas, una queja originada en una plática con Pauline Nawahine'okalai Keali'iloma Fernández, la nueva ukuleleísta de los Forajidos Fernandez:

Tenemos que agradecer a la moda y al VH1, y en menor medida a las radios locales para chavo-ñores, que los 80's estén "de vuelta". Madonna, Michael Jackson, el mundial de México 86, He-man, Los pitufos, Calabozos y Dragones etc. El problema para mí, y supongo que para muchos y muchas en mi condición, es que todas esas cosas maravillosas de las que hoy todo el mundo habla, sucedieron mientras nosotros aún no cumplíamos los 5 años. Así, los nacidos entre 1984 y 1986 estamos en el limbo. Claro que vimos los thundercats, pero en las repeticiones del canal 5. Claro que escuchamos a Michael Jackson, pero nunca nos importó hasta que hizo Free Willy.
Es por eso, mis queridos lectores –y queridas lectoras– que les propongo que pongamos los 90's, de moda. Ya G impuso la vanguardia en su fiesta de cumpleaños al programar la música que se escuchaba a fines del milenio, pero vayamos más lejos. Recordemos al Principe del rap –Fresh Prince of Bell Air–, Salvados por la campana, los años maravillosos, y para los conaisseurs, Clarissa explains it all. O vayamos más lejos, a aquellos programas que recordamos difusamente pero que nuestro inconciente atesora, como Animaniacs, Freakzoid, Pinky y cerebro, Chip & Dale (rescatadores), Conde Pátula, G force, supercampeones, caballeros del zodiaco, los motorratones de marte, Patoaventuras –con película y todo–, Hey Arnold, Two stupid dogs, Los Simpsons y hasta el Cantinflas Show. Quien me diga que las series y caricaturas de los 80's son mejores que las de los noventas es, o muy naïf o de plano muy ochentero –y por lo tanto aún más naïf. Cómo negar que la televisión noventera logró, por unos cuantos años y programas, la mezcla justa de irreverencia, estupidez, sexualidad velada y buen gusto. Miremos don Gato y su pandilla: en realidad era aburridísimo, una eterna repetición. Miremos calabozos y dragones: si no los veías a diario te aburrías a los 2 minutos. Y miremos las caricaturas de hoy: son exageradamente estúpidas, sangrientas, aburridas. Ya lo dijo Vallejo, quién como el justo medio.
Pero hay más, dos razones de niños noventeros para celebrar, y celebrar por cable. Se llaman Nickelodeon y Cartoon Network, dos regalos de la tele para la posteridad. Gracias a ellos pudimos –y aún hoy podemos– ver caricaturas y series de todos los tiempos. La conclusión, sin lugar a dudas, es que vi demasiada TV de niño.


TRIVIA. En Clarissa explains it all, qué deporte practicaba la mamá de Sam?

4 comentarios:

Gabriela Guevara dijo...

Claro! eso sigue en mi cabeza... chale y yo escribiendo de mi infancia taurina... jajaja qué rebien... la tv también me formó... jajaja lo que sea que eso haya resuelto hacer con mi cabeza...

G Velázquez dijo...

todos los que fuimos niños en los noventa vimos demasiada televisión. curioso que no me acordara de clarissa, pero la relacionara con sabrina, es la misma melissa joan hart, así que el recuerdo de la serie debe de estar por ahí en mi inconsciente... Yo no recuerdo difusamente las caricaturas, te faltaron los Tiny Toons!!!

G Velázquez dijo...

aaah y también
Doug
Ren y Stimpy

samuel dijo...

Ooooh
dough era maravilloso
du dudú dududu du dudu du doug