domingo, 31 de mayo de 2009

CAMPEONES

Hace más o menos una hora, los pumas de la UNAM se coronaron campeones. Final difícil, final trabada, con errores, con altibajos, con picardía, con garra. Final a la mexicana se puede decir. Bernal se comió un gol, Efraín Juárez se vio chamaco cometiendo el penal ante el patán de Blas Pérez, Leandro estaba a medio gas, Dante López metió la difícil y falló a bocajarro. Al final, todo se conjuntó para hacer emocionante la final, para hacer que valiera la pena ver a Bernal tomar la copa y levantarla, conmoverse con las lágrimas del picolín, sentir la piel chinita al escuchar el goya, y hasta aplaudir el mimetismo de Palencia -el tipo tiene la pinta 100% rebel.
Sin embargo, lo más importante para mí es la dirección del Tuca. Todos se quejaban de que jugaba muy defensivo, de que no jugaba espectacular, de que era antipático. Probablemente tenían razón, pero no me importa en absoluto. Para mí, el Tuca que dirigió hoy a la azul y oro es una insignia. Qué importa que haya hecho campeones a los apestados de las chivas contra el memorable toros neza, y que haya perdido una final dirigiendo a los tigres. Lo que para mí es importante es el recuerdo del primer gol que haya visto en la vida, aquel tucazo del minuto trece en la final 91' contra el américa, y la inteligencia para mover las piezas en el momento justo. El tuca es el espíritu de los pumas gritándole a los jugadores. El aficionado que nos entiende a los que nos molestamos cuando alguno no hace lo que debe. El tuca es, ayer, hoy y siempre, lo más cercano a un héroe que conozco. Van mi bigote y mi playera por ti, Ricardo Ferretti. 

2 comentarios:

nano dijo...

vaya, qué final, y qué final de la final! y qué orgullo ver al picolín, a toledo, a palencia, bravo, verón y compañía rifarse el físico por una camiseta.
el tuca -ahora de aspecto cagado por la ausencia del bigote- se lució como ajedrecista, movimientos correctos en los momentos indicados. en fín, que somos campeones, con el orgullo de haber ganado como grandes.
felicidades carnal y un abrazo

LSz. dijo...

Goya, Universidad!!! (un grito de batalla, así de intenso)