sábado, 4 de abril de 2009

slumdog millionaire auuuuuuu

Gran película. La vi con mis hermanos, y honestamente pasé mucho tiempo riéndome, solo, porque ellos no reían conmigo. Pero no me importa. Me emocionaron muchas partes, y bueno, me dio gusto que contra nuestras apuestas -2 contra 1-, la película terminara en beso. Curioso en verdad, tomando en cuenta cuán safado está el mundo de las películas hoy en día. En realidad yo aposté a que en el momento en el que Jamal corría a encontrarse con la chica, un tren lo aplastaría. Pero no, se besaron, y maravillosamente, comenzaron a bailar. Qué bueno que todavía haya películas que terminen en besos maravillosos. O mejor, que bueno que todavía existan actores dispuestos a hacer el ridículo bailando. Bailes taaaan vergonzosos.

2 comentarios:

el Carrera dijo...

Yo también voté por lo del aplastamiento en las vias del tren y es que si hubiera sido el metro defeño otra sería la historia, Jamal quedaría electrocutado y entonces saldría bailando reencarnado en forma de chimpancé.

En fin, ni sé si en verdad uno se electrocute con las vias del metro, chance es el miedo colectivo inyectado para no cruzar lineas amarillas.

uy.

Renato dijo...

es bien conocido que las películas de bollywood, irremediablemente, empiezan-se desarrollan-terminan con bailes así.

No la he visto, pero siempre que alguien me habla de ella menciona lo del baile.