miércoles, 1 de julio de 2009

De regreso en Puebla. No sé por qué, pero tengo temporadas de estar solo y temporadas de estar entre gente. Es decir, hay veces en que paso mucho tiempo con los amigos, hasta que un día me amargo y siento que debo estar solo. Ahora es una de estas veces. No quiero ver a nadie -o bueno, tal vez sólo a alguien- y no quiero tener consideración por nadie. Estoy harto, cansado de todo, de todos, de mí.
Y sin embargo, es cumpleaños de Daniel y él no tiene la culpa. Además está lejos, y para cuando lo(s) encuentre ya habré dejado de estar croqui. Así que Daniel, buen cumpleaños. Pásala muy bien, come, bebe, ríete y escucha la música que gustes, no soy quién para juzgar (jaja). Y para muestra de que la buena voluntad te diré que existe una canción de Sabina, Gulliver, que hasta me gusta. Obvio, me gusta sólo la versión cantada por la muy improvisada y familiar Banda Espinosa -que pronto se juntará, temed y temblad.
En fin, buen cumpleaños carnal, un abrazo.

1 comentario:

nano dijo...

vaya sam, bioy dedicó la invención de morel al viejo borges -en aquellos ayeres no tan viejo-, lo cual fue un honor. pero aparecer en un post en el blog del guerrillero, eso no tiene precio. gracias en verdad carnal, además por la fotito tan chévere! recuerdas el día? traes la playera de beirut, al que vimos el día anterior, estamos mezcalizados y contentis payaseando sin desparpajo, horas antes de que todo pasara y me dejaras una pieza de pollo pal bajón. genial!!
gracias sam, que sos un gran carnal aún cuando estás de amarguetis. un abrazo y ya nos vemos prontico