lunes, 16 de marzo de 2009

Karim García, o de mi madre como una gran conocedora de los deportes -madre de zurdo, al fin-



Diálogo familiar beisbolero, frente a la tele.

Hermano 1. --Ahora sí, va Karim García.
Padre. --Tsss. Mínimo un hit, con eso entra la carrera.
Hermana. --Karim García sí es bueno, ¿no?
Madre. --Sí, cómo no, el Karim García es muy bueno.
Hermana. --¿Y por qué será tan bueno?
Madre. --Pues porque le echa ganas.

(Risas generales. Muchas y muy prolongadas, repetidas cada vez que el susodicho tomaba turno al bate).

2 comentarios:

Renato dijo...

no importa el talento, lo importante son las ganas

Verde es el árbol de oro de la vida dijo...

jajajajajaja para los amantes del "beis" sólo puedo decirte que tu querida madre (lo digo con mucho respeto) es una mujer sabia, otra cosa sería con esa buena actitud en los deportes, en especial con este deporte que es tan azaroso.